Trabajo en Equipo

Trabajo en Equipo

martes, 13 de mayo de 2014

CONSEGUIR QUE TU SUPERIOR TENGA UN MOMENTO PARA ATENDERNOS

Los jefes habitualmente andan siempre justos de tiempo con su negocio, tanto que para lograr hablar con ellos tienes que estar alerta para ver cuando es posible hablar con ellos y aún así de que te das cuenta “se te escapan” y si consigues dialogar seguramente se te olvide mencionarle algún punto del tema con las prisas.

¿Qué puedes hacer para hablar con tu superior y poder explicarle toda la cuestión sin omitir nada?

Todo tiene solución:
·         CALCULAR EL TIEMPO QUE NECESITARÁS: organízate para que no se produzca ningún olvido.

                              a)            Tu agenda, busca primero tu hueco y con tiempo suficiente,nada de terminar con prisas la reunión.
                                 b)         Plasmar en una hoja, el asunto de la reunión, objetivo, los factores importantes que no debe omitir.
                                 c)         Envíele por adelantado a su responsable un comunicado del tema que desea debatir con él / ella, con los detalles que considere más precisos, para que cuando se reunan puedan estar más centrados.

·         UTILIZAR UN POCO LA ASTUCIA + DIPLOMACIA
lo principal es conocer cuándo será más probable que pueda atendernos, buscarle ese hueco, ya que él / ella  no tendrá tiempo ni de encontrarlo:

¿es por la mañana a primera hora o por la tarde antes de última hora

Debes estar atento para que cuando esté desocupado preguntarle de inmediato si puede reunirse contigo un momento para debatir un tema.

Caso de que sea una persona que te diga siempre : “ no tengo ni un minuto” , y sin embargo tu sabes que puedes contar con éste antes de finalizar la jornada, puedes decirle:
“ ¡Vaya pasan las horas volando! quisiera comentarle algo sobre…. antes de marcharse si fuera posible “

·        EN LA REUNIÓN 
Fijar las materias primordiales, desde el inicio.
Comentar claramente sus preferencias.
(Tenga en cuenta que si le envió un preliminar, será más fácil que éste siga su guión).

·        ENTREVISTAR A SU JEFE
(en caso de que hayan discrepancias)
Si no se llega a un acuerdo, porque hay diferencias entre ambos, lo mejor no es discutir y marear la perdiz, lo mejor es:
Indague con preguntas que puedan aportarle la solución, algunas como:
“¿Podría decirme qué es lo que más le inquieta sobre este asunto?
¿Qué logros son los más relevantes a seguir?
 ¿Cómo iniciaría este proyecto en mi lugar?
¿Podría darme algún consejo más?
del 1 al 10 siendo éste útimo el de mayor probabilidad , ¿qué puntuación daría a mi proyecto de que sea probable que funcione?"


Para finalizar dé las gracias tanto por su tiempo como por sus consejos.

Como siempre digo, que si quieres y puedes añadir algo más, lo acepto encantada, así aprendemos todos.